Luck Ra, cordobés de exportación: “Sabía que había nacido para algo grande en la música”

“Cómo me la sube estar en Córdoba”, dice Facundo Almenara. Esta la primera de una serie de notas que realizó en los últimos días en su ciudad natal, pero también es especial por otra cuestión geográfica: al momento de la charla, está a apenas 30 cuadras de la casa del barrio Marqués de Sobremonte en la que se crio, y en donde todo comenzó.

¿Qué es ese “todo”? Ni más ni menos que una carrera musical que, con sólo 23 años y bajo el nombre de Luck Ra, lo tiene entre los principales nombres de la música urbana a nivel hispano.

Sobre todo desde que salió Te mentiría, la canción que él mismo hizo un éxito que luego multiplicó La K’onga con su versión cuarteto. La misma que, días atrás, apareció en forma de remix junto con Rusherking y ya cuenta reproducciones por millones.

Me pasa con mis amigos de Córdoba: los padres le muestran el tema de La K’onga y ellos les dicen: ‘Pero este tema es de Facu’”, comenta entre risas este cordobés que, en sus gestos y en su forma de hablar, no puede negar su lugar de procedencia (ni quiere hacerlo).

Radicado en Buenos Aires desde hace cuatro años, cada regreso a “la Docta” es especial para Almenara, quien todavía habla con nostalgia de las empanadas árabes de su mamá y de las salidas nocturnas con su grupo de toda la vida.

“Siento que ya formé o estoy formando mi vida allá –analiza en relación con Buenos Aires-, pero al mismo tiempo llega acá y me sirve para volver a las raíces, veo a mi familia, a mis mejores amigos”, acota, aunque aclara que dos de sus más entrañables compañeros viven con él y otros dos están próximos a sumarse a su vida porteña “para tener un poco de Córdoba allá”.

–Vivís un día a día bastante intenso y siempre rodeado de gente. ¿Cómo te llevás con los momentos de soledad?

 

–Últimamente me siento acompañado cuando estoy con alguien y con la soledad también. No es algo que lo sufra, es algo que, si bien por ahí hay gente que no entiende ciertas cosas, yo entiendo que no lo entiendan y eso me hace sentir único. Es bastante especial que te pasen cosas que no le pasan a nadie, es algo bastante loco. Y en momentos de soledad me gusta escuchar música… es donde más inspiración encuentro. En esos momentos, agarro la guitarra, me invento un par de acordes, empiezo a tararear, me grabo y después voy escribiendo la letra. Voy haciendo todo bastante a la par. Suelo aprovechar todos los momentos, solo o acompañado.

Luck Ra en la redacción de La Voz, a 30 cuadras de su casa de la infancia en barrio Marqués de Sobremonte. (Nicolás Bravo / La Voz)

La música, lo primero

“Es muy loco porque siempre, en el fondo de mi corazón, sabía que yo había nacido para algo grande en el sentido de la música. Desde que me compré mi primera guitarra, dije: ‘Esto es lo mío, esto es lo mejor que sé hacer, lo que quiero y lo que amo hacer, y me hace feliz hacerlo’. Siento que quiero dejar una huella haciendo esto”, explica Almenara, que tuvo su debut en el reciente Lollapalooza Argentina con importantes repercusiones y en septiembre pasado cantó para la Selección Argentina de fútbol luego de su título en la Copa América 2021.

 

“Nunca bajé los brazos. Desde que tengo 12 años, estuve remándola en la música, en el rock. Hasta que de tanto pedirle a Dios y de tanto intentarlo, se me dio”, dice con espontaneidad. Aunque aclara: “Lo que siempre hice fue invertir. Me encargué de que en cada tema mío salga el mejor producto. No es lo mismo grabar algo con el celular que ahorrar para ir a un estudio y que suene lo mejor posible”.

Luck Ra, con Lollapalooza Argentina rendido a sus pies. (Gentileza Prensa Lollapalooza)
 

“No es todo talento, sino también profesionalismo”, sentencia Almenara, quien durante el encierro pandémico se refugió en Twitch y en el streaming para sostener el contacto con sus fans.

“Al comienzo de la pandemia la estaba pasando supermal, porque si hay algo que a mí me hace bien es sentir ese contacto, ese feedback. Soy de comunicarme con la gente que me banca, me gusta sentir ese cariño. Y en ese momento tuvo que pasar de un cariño físico a uno virtual”, considera a la distancia.

–¿Qué es lo que te atrae de esa posibilidad de contacto con tus seguidores?

–Lo bueno que tiene el stream es que hace ver tu lado más humano porque estás en vivo y te ven a través de una pantalla, pero ven lo que sos, lo que sentís, tu forma de expresarte. Siento que es una forma mucho más humana que Instagram, donde uno sube todas fotos facheras. A lo mejor, en el stream, me despierto a las 5 de la tarde, estoy refisura en casa, con pantuflas, y digo: “Qué onda, ¿cómo están?, ¿todo bien?”. Ahora ya no estoy prendiendo mucho últimamente porque estoy 100% enfocado en la música, pero sabía que tarde o temprano iba a pasar esto. Ya tuve entrevistas en las que me preguntaron “música o stream”, y no hay con qué darle a la música. Siento que es para lo que yo nací, literal.

–Hace poco estuviste a punto de actuar en Córdoba y se suspendió por el clima. ¿Algún plan para volver a tocar acá próximamente?

–Yo no toco hace dos años acá. Estaba recontento porque iba a estar en un festival gratuito en la Ciudad Universitaria. Antes del último show, que era el mío, se largó una tormenta y se estaba por caer el escenario. Yo pregunté: “¿Puedo salir a cantar igual?”, y me dijeron que la gente estaba casi volando por los aires. Algunas personas me hablaron por Instagram y me dijeron que estuvieron esperando toda la tarde, así que les pasé la dirección de mi hotel para que se sacaran una foto conmigo, que es lo mínimo que puedo hacer. Hace dos años que quiero volver a cantar acá, así que no veo la hora de organizar algo para darlo todo.

El cordobés terminó de consolidar su carrera de la mano de "Te mentiría", un hit apto para diferentes géneros y versiones. (Nicolás Bravo / La Voz)

 

 

Gentileza de Lavoz.com.ar


Compartir

Logo facebookLogo wasapLogo twitter