Britney Spears: la justicia terminó con la tutela de la cantante

Britney Spears finalmente es libre. La tutela que ella misma consideró una pesadilla “cruel” y “abusiva” finalmente terminó el viernes en el mismo edificio del centro de Los Ángeles, donde comenzó hace casi 14 años.

“El tribunal determina que la tutela de la persona y los bienes de Britney Jean Spears ya no es necesaria”, dijo la jueza del condado de Los Ángeles, Brenda Penny. “A partir de hoy, con las advertencias que mencioné, la tutela de la persona y los bienes de Britney Jean Spears se termina por la presente”.

La decisión se tomó aproximadamente cinco meses después de que Spears, de 39 años, criticara públicamente la tutela de un adulto en una declaración durante una audiencia pública, y cuatro meses después de que ganó el derecho a contratar a su propio abogado, el exfiscal federal Mathew Rosengart.

Rosengart, respaldado por un ejército de fanáticos reunidos en torno al movimiento #FreeBritney, había prometido emancipar a su cliente de la orden de la situación de control absoluto en la que Britney estuvo durante dos tercios de su vida adulta. El viernes, lo consiguió.

Britney Spears finalmente es libre: la justicia puso fin a la tutela que ella misma consideró "cruel" e "injusta"

Spears fue puesta en una tutela que tenía dos partes -una controlaba su vida personal, otra sus finanzas- el 1 de febrero de 2008, luego de dos hospitalizaciones involuntarias consecutivas y una petición firmada por su padre James “Jamie” Spears, alegando que tenía su hija tenía “demencia”.

Un ícono del pop de 27 años en ese momento, estaba en el centro de un frenesí mediático, con paparazzis y el público en general escudriñando implacablemente cada uno de sus movimientos. Incluso el médico televisivo Dr. Phil McGraw desviaba su atención hacia sus problemas personales. Afirmó que ella tenía “una necesidad urgente de intervención médica y psicológica” cuando la visitó en el hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles a principios de enero de 2008, después de que la pusieran en su primera detención 5150 por presuntamente encerrarse en un baño con su hijo menor.

Aunque se habló mucho del comportamiento “errático” de Spears en ese entonces, el monitor designado por el tribunal que acompañaba sus visitas de custodia con sus hijos antes de la curatela dio recientemente una perspectiva diferente. “Nada de esto fue culpa suya”, dijo el sueprvisor Robin Johnson a The New Yorker en julio. “Había tanta gente involucrada en su vida que causó toda esta locura con ella. No tengo nada despectivo que decir sobre ella.. Probablemente fue uno de los casos más tristes que he tenido en toda mi vida“.

Aunque la madre Lynne Spears está ahora en primera línea levantando dedos acusadores, afirmó en una declaración judicial presentada el 1 de febrero de 2008 que su hija exhibía “el nivel de comprensión de una niña muy pequeña” y estaba siendo medicada con antipsicóticos como Risperdal y Seroquel poco antes de que la ataran a una camilla y la llevaran por segunda vez a detención 5150 en un mes el 30 de enero de 2008.

Britney todavía estaba en el hospital cuando un juez ahora retirado firmó el papeleo que creó la tutela de manera temporal y de emergencia. Al principio, la jueza Reva Goetz solo le dio a Jamie el poder de limitar las visitas de Britney y acceder a sus registros médicos. Luego, la corte continuó otorgándole el control total del cuidado de la estrella las 24 horas del día y la administración compartida de sus finanzas.

ARCHIVO - La admiradora de Britney Spears Kiki Norberto, con el abanico, se manifiesta afuera de la corte durante una audiencia sobre la tutela de la estrella pop el 17 de marzo de 2021 en Los Ángeles. (AP Foto/Chris Pizzello, Archivo)

Considerada desde el principio como una necesidad para mantener a salvo a una celebridad incapacitada, la curatela pronto se transformó en una estructura de gestión que impulsó la carrera de Spears de nuevo a toda velocidad. En poco más de un año, volvió a trabajar con un horario apretado y a ganar millones. Su gira Circus, que se inauguró en el New Orleans Arena en marzo de 2009, recaudaría 130 millones de dólares. Su álbum Femme Fatale fue lanzado en marzo de 2011. Se convirtió en juez de The X Factor en 2012 y lanzó su residencia Britney: Piece of Me en Las Vegas en 2013.

Muchos le dieron crédito a la curaduría por haber sacado a Spears del borde del abismo, pero en su declaración del 23 de junio ante la corte, ella dijo que en realidad la dejó sintiéndose sobrecargada de trabajo, explotada e impotente. Ella cuestionó cómo alguien que podía “ganarse la vida para tanta gente y pagar a tanta gente” podría considerarse “insuficientemente buena” para tener alguna autonomía personal.

“No tiene ningún sentido”, le dijo a la jueza Penny. “Todo lo que quiero es tener mi propio dinero, que esto termine y [que] mi novio me lleve en su maldito auto. Y honestamente me gustaría demandar a mi familia, para ser totalmente honesto“.

Ella estaba harta de ser amable. Cuando un abogado de tutela le pidió a la jueza Penny que despejara la sala del tribunal el 23 de junio y sellara la transcripción para que la declaración de Spears permaneciera privada, la cantante intervino, interrumpió al abogado y exigió una oportunidad de “audiencia pública” para pronunciar sus comentarios.

Ella dijo que sus tutores habían “hecho un buen trabajo explotando” su vida en el pasado, y estaba lista para rechazarlo. Habló casi ininterrumpidamente durante 25 minutos, acusando a su “padre ignorante”, ex managers y “cualquier persona involucrada en esta tutela” de abuso emocional, medicación forzada, trabajo forzado y tácticas de aislamiento sin corazón que la dejaron sintiéndose “intimidada”, indefensa y completamente “sola”.

He mentido y le he dicho al mundo entero que estoy bien y estoy feliz. Es mentira. Pensé, solo tal vez, si decía eso lo suficiente, tal vez podría ser feliz, porque he estado negándolo. He estado en estado de shock. Estoy traumatizada. Ya sabés, ‘Fingí hasta que lo logres’. Pero ahora te estoy diciendo la verdad, ¿de acuerdo? No estoy feliz. No puedo dormir. Estoy tan enojada, es una locura. Y estoy deprimida. Lloro todos los días“, dijo.

En un lenguaje vívido que confirmó los temores de sus fanáticos más fervientes, Spears afirmó que se vio “obligada” a aceptar su gira Piece of Me de 2018 bajo la amenaza de una acción legal “aterradora” y tratada como una “esclava” mientras se preparaba para lasegunda residencia en Las Vegas, Domination. Después de que se resistió a algunas coreografías y dijo que necesitaba un descanso, su médico le recetó el poderoso fármaco litio para continuar.

“Me sentí borracho. Realmente no podría hacerlo por mí misma “, dijo a la corte. Spears dijo que luego la enviaron a un programa de rehabilitación privado en Beverly Hills que costaba 60.000 dólares al mes. No tenía teléfono, ni puerta de privacidad en su habitación, y tenía que sentarse en una silla durante 10 horas al día, siete días a la semana, sometiéndose al programa del que deseaba desesperadamente escapar, dijo.

“Lloré por teléfono [a mi papá] durante una hora, y a él le encantó cada minuto”, dijo. “El control que tenía sobre alguien tan poderoso como yo. Le encantaba el control de lastimar a su propia hija, 100.000 por ciento. A él le encantó, dijo ella, con la voz llena de desprecio.

Además, contó que la tutela le prohibía quitarse el DIU, casarse con su novio, intentar tener otro bebé y ponerse en contacto con viejos amigos. “Merezco tener una vida”, dijo. “Me siento atrapada, me siento intimidada, y me siento excluida y sola. Y estoy cansada de sentirme sola. Merezco tener los mismos derechos que cualquiera al tener un hijo, una familia, cualquiera de esas cosas“.

La declaración de Spears del 23 de junio fue la acusación profunda que inició el hundimiento irreversible de la tutela. El 14 de julio, la jueza Penny permitió que la cantante contratara a Rosengart. Dos semanas después, Rosengart presentó una petición para suspender y destituir a Jamie, acusando al padre de administrar mal las finanzas de su hija mientras se llenaba los bolsillos.

La declaración de Britney Spears del 23 de junio fue la acusación profunda que inició el hundimiento irreversible de la tutela

En su presentación, Rosengart criticó a Jamie por pagarse a sí mismo 16.000 dólares al mes de la herencia de Britney mientras le asignaba a Britney solo 14.000 por mes. Rosengart alegó además que Jamie tomó una parte de 2.1 millones de dóalres de la residencia de su hija en Las Vegas y una comisión del 2.95 por ciento sobre los ingresos brutos de su gira Femme Fatale 2011, que le reportó un estimado de 500.000 dólares.

Rosengart dijo que si bien es “común que los managers, agentes y otros profesionales de la industria reciban un porcentaje de las ganancias de un artista, el Sr. Spears no es ninguno de esos”. Él es un curador y, como curador, su papel es cargar con la responsabilidad, en lugar de beneficiarse, de la tutela“.

La jueza Penny suspendió a Jamie como tutor de la herencia de su hija en una audiencia el 29 de septiembre después de que sus abogados presionaron por la terminación total de la tutela en el acto.

Rosengart dijo que la terminación total no era el camino a seguir el 29 de septiembre porque quería usar los 44 días previos a la audiencia del viernes para investigar la supuesta “corrupción” de Jamie. Convenció a la corte para que suspendiera a Jamie y lo reemplazara con el contador John Zabel en una medida destinada a obligar a Jamie a entregar documentos relacionados con la tutela. Rosengart dijo que la conducta que planeaba investigar incluía afirmaciones de un “denunciante” de que Jamie estuvo involucrado en una vigilancia inapropiada que supuestamente registró las conversaciones de su hija con su abogado anterior.

El denunciante al que se refería es el ex miembro del personal de seguridad de Spears Alex Vlasov, quien afirmó en el documental del New York Times Controlling Britney Spears que Jamie Spears conspiró con el jefe de Vlasov, Edan Yemini, jefe de seguridad de Black Box, y Robin Greenhill, ejecutivo de la empresa Tri Star, que manejaba la carrera de Britney, para monitorear las comunicaciones de su hija.

“Edan me traía mensajes de texto que Britney tendría, y me pedía que encriptara esos mensajes y se los diera para que pudiera pasárselos a Robin y Jamie”, dijo Vlasov en el documental de FX y Hulu. “También monitoreaban las conversaciones con sus amigos, con su mamá, con su abogado Sam Ingham”.

Vlasov dijo que en un momento, Yemeni colocó un dispositivo de escucha en la habitación de Britney, una acusación que Yemeni niega. “Yemeni y Black Box siempre se han comportado dentro de los límites profesionales, éticos y legales, y están particularmente orgullosos de su trabajo para mantener a la Sra. Spears a salvo durante muchos años “, dijo el abogado civil de Yemini, Shawn Holley, en un comunicado a Rolling Stone.

El 1 de octubre, Rosengart envió a Jamie un aviso de deposición que solicitaba “todos los documentos y comunicaciones” relacionados con “cualquier dispositivo de grabación o escucha” colocado en el teléfono de Britney y cualquier “monitoreo, clonación o grabación de vigilancia electrónica” de la actividad de sus clientes. teléfono. Envió citaciones similares a Greenhill.

“Nadie en Tri Star ha sugerido nunca monitorear las comunicaciones electrónicas de la Sra. Spears”, dice Greenhill en el comunicado obtenido por Rolling Stone. “Nadie en Tri Star sabe de ningún dispositivo de vigilancia electrónico oculto colocado en el dormitorio de la Sra. Spears”.

Mirando hacia la vida de Spears más allá de las barreras de protección de la tutela, se espera que se case con su novio de toda la vida, Sam Asghari, después de anunciar el compromiso de la pareja en una cálida publicación de Instagram el 12 de septiembre.

Pero después de haber pasado los últimos 13 años con otra persona tomando todas las decisiones, es posible que necesite algo de tiempo para sentirse cómoda navegando por su recién descubierta independencia. La estrella del pop dijo lo mismo en una publicación de Instagram el 15 de octubre.

Se espera que Britney Spears se case con su novio, Sam Asghari, después de anunciar el compromiso de la pareja en sus redes sociales

“Seré honesta y diré que he esperado tanto tiempo para liberarme de la situación en la que estoy… y ahora que está aquí tengo miedo de hacer cualquier cosa porque temo cometer un error”, escribió. “Durante tantos años siempre me dijeron que si tenía éxito en las cosas, podría terminar… ¡¡¡y nunca lo hizo !!! Trabajé muy duro, pero ahora que está aquí y cada vez más cerca del final, estoy muy feliz, pero hay muchas cosas que me asustan “.

Además, dijo que planea mantenerse “alejada del negocio”, al menos por un tiempo. “¡¡¡Esto es muy confuso para mí!!! En fin, que Dios los bendiga a todos!!”.


Compartir

Logo facebookLogo wasapLogo twitter