Walk This Way de Run DMC y Aerosmith: La fusión perfecta de rock y rap

Aunque la colaboración entre el mítico grupo de rap Run DMC y la banda de rock Aerosmith no fue el primer crossover entre hip hop y rock, sí que fue la que más acabó calando en la historia, o al menos de las surgidas en los años ochenta. Si atendemos a la historia, la primera de estas colaboraciones fue la de Fab Five Freddy y Blondie

en el tema ‘Rapture’, cinco años antes que la de Run-DMC y el grupo de Steven Tyler se llevara a cabo.

Pero vayamos al inicio de toda la historia. A mediados de los ochenta, Run-DMC solía improvisar en los directos con el inicio de ‘Walk This Way‘ (la canción original de Aerosmith, de 1975) loopeada. A decir verdad, los integrantes del grupo no sabían muy bien ubicar a Aerosmith y puede que ni siquiera hubieran oído la canción entera, más allá de los primeros segundos sobre los que rapeaban improvisando frente al público.

 

Fue de Rick Rubin (como tantas otras veces) la genial idea de ponerse en contacto con Aerosmith y grabar una colaboración que acabaría siendo histórica y sonando en todo el mundo.

Tengan en cuenta que el rap en aquella época era algo mucho menos asentado a nivel global, aunque también un género considerado más novedoso, callejero, subversivo y refrescante.

¿Cómo acabó ‘Walk This Way de Run-DMC y Aerosmith siendo un tema mítico?

La cosa es que ni Darryl McDanields ni Joseph Simmons estaban de acuerdo en hacerlo, aunque Jam Master Jay sí que lo veía claro. La cosa es que la canción se acabó grabando, salió como single, se hizo un clip y al final acabó llegando más lejos en las listas que el tema original, que ya estaba considerado un hit per se.

Lo curioso de la versión de ‘Walk This Way’ entre Run DMC y Aerosmith es que no solo escaló en las listas de ventas generales, sino también en las de rock y rap, es decir: gustó a gente aficionada a dos géneros musicales completamente diferentes y hasta entonces apartados.

Por si fuese poco, la canción volvió a poner en el mapa a Aerosmith, que llevaba algunos años apartada del mainstream debido a los problemas de Steven Tyler con las sustancias ilegales. El genial videoclip (rodado en Nueva Jersey) también ayudó al éxito de la canción.

En el clip, vemos a las dos bandas intentando ensayar sus respectivas canciones mientras que oyen a través de la pared al otro grupo.

Al final, se unen y acaban interpretando el tema juntos. Sin duda, una buena idea que explicaba de manera humorística y creativa cómo dos grupos de gente tan diferente acabaron haciendo una canción juntos.

Aunque hoy nos parece que está todo inventado, lo cierto es que la idea del histórico productor Rick Rubin (un tipo que ha ganado premios Grammy en tres géneros diferentes) no solo abrió las puertas a las colaboraciones entre rap y rock, sino que mostró los inicios de un género llamado rap metal que tendría bastante éxito veinte años después.

Rubin, como siempre, no esperaba a que la historia sucediese, sino que la inventaba a tiempo real.


Compartir

Logo facebookLogo wasapLogo twitter