Universo Fm 95.7

Universo Fm Sección Noticias

Los días de Peter Dinklage como líder de una banda punk

Ahora es uno de los actores más populares del mundo, gracias al haber dado vida a uno de los mejores personajes de Game of Thrones, Tyrion Lannister.

Pero la carrera de un actor hasta llegar al estrellato nunca es fácil, y mucho menos si uno, como le ocurre a Peter Dinklage, padece de enanismo y Hollywood insiste con ponerlo en papeles estereotípicos de, digamos, elfos o duendes.

No es casual que su debut profesional como actor, en la comedia de culto Living in Oblivion (1995), haya interpretado, justamente, a un enano que quiere ser actor pero se queja de los estúpidos papeles que le ofrecen, tales como una secuencia de sueños en las que el carácter surrealista está dado por la inexplicable aparición de un enano («¡El único lugar en el que se aparecen enanos en sueños es en películas idiotas como ésta!»).

Así que, más o menos por la misma época en la que estaba filmando esta película, y tal vez todavía sin decidirse del todo de dedicarse a la actuación, Peter Dinklage canalizaba sus inquietudes artísticas (y sus frustraciones profesionales tal vez) en la música y en el punk.

Dinklage era el frontman de una banda llamada Whizzy, una ecléctica formación que combinaba el punk con otros géneros como el rap y el funk, y que según algunas versiones, sonaba algo similar a los Red Hot Chili Peppers.

«Estaba bastante cabreado en aquellos tiempos» ha dicho Peter Dinklage, que también cuenta una anécdota que suena muy propicia para esa clase de reductos donde tocan bandas punk y que, casualmente, lo asemeja a Tyrion:

«Tengo una cicatriz que va desde el cuello hasta la ceja, de los años en que tocaba con Whizzy en Nueva York.

Estábamos dando un concierto en CBGB, y yo estaba saltando en el escenario y accidentalmente me dieron un rodillazo en la sien. Parecía Sid Vicious, chorreando sangre en el escenario. Después simplemente tomé una servilleta sucia del bar, me limpié la herida y continué con el show. No nos preocupábamos demasiado por nuestra seguridad personal en esos días. Durante los conciertos fumábamos y bebíamos, y en una ocasión nuestro bajista se desmayó en pleno show y cayó de espaldas desde encima del amplificador. Éramos una de esas bandas»

Después de todo, tal vez no es coincidencia que haya terminado interpretando a Tyrion Lannister, el más punk de los personajes de Game of Thrones.

Comentários Facebook